Recibe guías de planeación estratégia

Aprende a crear una mejor planeación estratégica con nuestras nuevas guías, directo en tu correo. Recibirás GRATIS una guía cada vez que las publiquemos.

Nunca compartiremos tu correo

Inicia el año explotando tus aptitudes al máximo

Iniciamos un nuevo año con la mejor actitud para cumplir todos nuestros propósitos. Cada año nuestra misión personal se llena de propósitos que nos planteamos para mejorar en distintas áreas o para adquirir bienes  materiales.

A todos nos ha pasado, al iniciar el año nos planteamos objetivos por cumplir, objetivos que implican una mejor posición económica, conseguir un mejor empleo, comprar un coche, aprender algo nuevo, etc. pero nunca contemplamos la magnitud de nuestras barreras y entramos en un gran lio al querer resolver nuestros propósitos.

Hasta el momento no recuerdo un año en que no me haya planteado algún obstáculo por vencer donde a pesar del esfuerzo y trabajo duro los resultados no siempre son como lo esperaba. Los objetivos van y viene, pero plantear un plan para cumplir nuestros objetivos nos permitirá llegar a mejores resultados.

Los problemas que témenos deben de terminar, por lo que ha llegado el momento de plantearnos una estrategia, establecer metas y definir objetivos, si este proceso se lleva a la práctica todo lo que hagamos tendrán éxito.

Un plan estratégico personal es la mejor forma para poder cumplir nuestro plan a futuro, si tu plan estratégico personal está desarrollado de la mejor forma posible este te ayudara a administrar mejor tu tiempo, administrar tu economía personal y te guiara por el camino correcto para mejorar la productividad en tus distintas tareas.

Si tomamos la planeación estratégica como una herramienta para mejorar nuestros planes diarios obtendríamos grandes benefició.

A continuación te daremos unos sencillos tips para mejorar los resultados de tus propósitos de año nuevo trabajando con un plan estratégico.

Al empezar a desarrollar un plan estratégico debemos de conocer nuestra posición actual, ¿Cómo? ¿Qué? ¿Cuándo? Y ¿Cuánto?, al resolver estas sencillas preguntas nos facilitara hacer un análisis de nuestro entorno mucho más amplio, nos ayudara a tener una visión más amplia sobre las ventajas y desventajas que tenemos actualmente. Por decirlo de otra forma, hacer un autodiagnóstico y obtener una radiografía de nuestra forma de vida.

Después de haber analizado y trabajado en el punto anterior ya tendremos un análisis más detallado de nuestra persona, facilitando como enfrentar los objetivos que nos planteemos, Nos ayudara y facilitara la forma de solucionar nuestras metas, así mismo como buscar y mejorar estrategias que nos permitan cumplir nuestros propósitos.

Para alcanzar esto, es importante plasmar nuestras estrategias, planes e ideas en un documento que facilitara la información ya plasmada requerida y de esta forma obtendremos una visión más clara y especifica de lo que buscamos y del cómo lo haremos, para alcanzar en un tiempo determinado.

Ya que tenemos nuestra estrategia plasmada en un documento que nos permita analizarla y trabajar más cómodamente empezaremos con la ejecución de las acciones propuestas y empezar un análisis de crecimiento, para visualizar de forma clara nuestros avances. Algo también importante es dar seguimiento a nuestra estrategia, para no dejar nuestro proyecto al azar y se pueda implementar en otras acciones a futuro, o simplemente para mejorar lo que hemos logrado.

Este mecanismo te brinda la oportunidad de conocerte a través de la planeación estratégica dándote las armas para saber cómo mejorar, como planear tú futuro y como desechar ese paradigma de dejar todo al azar, permitiendo nutrirte con una retroalimentación de todo lo ya elaborado y buscando las formas de cómo mejorar y hacer mejor las cosas.

En fin, la planeación estratégica es la herramienta que te ayudara a mejorar tus procesos de trabajo y alcanzar mejores metas, es aquello que te dará las llaves del éxito al futuro, y queda de nosotros la decisión de tomar herramientas tan valiosas como estas o dejar pasar todo por desapercibido.

 

Comparte
Eduardo