Recibe guías de planeación estratégia

Aprende a crear una mejor planeación estratégica con nuestras nuevas guías, directo en tu correo. Recibirás GRATIS una guía cada vez que las publiquemos.

Nunca compartiremos tu correo

Crear innovación en la estrategia

Mucho se habla de la innovación y estrategia, pero lamentablemente aunque estos conceptos están relacionados, a veces son entendidos como cosas independiente y excluyentes.

Muchas organizaciones tienen un paradigma de la innovación, creen que la innovación por sí sola puede solucionar la estrategia de la empresa. Lamentablemente invierten mucho dinero en crear áreas o proyectos de innovación y estos no son tomados en cuenta como parte de la estrategia de la organización.

Esto ocasiona cierta frustración ya que las aplicaciones de innovación que se puedan desarrollar difícilmente podrán ser capitalizados. La innovación y estrategia deben ir de la mano para que puedan tener un impacto en la diferenciación de la empresa en una industria determinada.

La innovación entendida como una necesidad de desarrollar cosas nuevas sin tener un propósito claro de la dirección u objetivos, puede ser peligrosa y que será un gasto interno que difícilmente tendrá un retorno.

Esta práctica tiene origen en algunos mitos que dificultan el llevar un proceso estratégico para la innovación. Estos son algunos de los paradigmas de innovación más comunes de las empresas:

LA INNOVACIÓN COMO INSPIRACIÓN

Se cree que el proceso de innovación tiene que ver con la inspiración de un inventor o algún especialista. Este paradigma tiene origen en los grandes inventores de la revolución industrial como Edison, Bell, Tesla, etc.

El proceso de innovación tiene más relación con la solución de problemas que con la inspiración. Requiere un conocimiento profundo de la información y su reconfiguración para generar nuevo conocimiento.

LA INNOVACIÓN EN UN PROCESO CERRADO

Se considera a la innovación como un ejercicio independiente y secreto, en donde los desarrolladores están en un sótano o bunker secreto. Cuando la innovación y estrategia funcionan juntos se hace de forma abierta y existen muchos participante.

Se convierte en un proceso transversal a las áreas de una empresa y requiere la participación de varias persona. La innovación abierta es una forma eficaz de resolver problemas de forma colaborativa.

LA INNOVACIÓN COMO SOLUCIÓN

Cuando se considera la creación de un producto de innovación como la clave del éxito, solo se está viendo la mitad de la historia. Es cierto que las grandes organizaciones contemporáneas  han desarrollado innovaciones disruptivas que han cambiado industrias, pero antes de esto existió una estrategia que le dió dirección al proceso de innovación.

Existen muchas definiciones de la innovación, pero la mayoría concuerdan en dos cosas. La primera es que es el desarrollo de algo nuevo o inexistente en el entorno ( lo cual no necesita gran explicación), la segunda es que debe ser direccionada o tiene que tener un objetivo claro.

Esta dirección puede ser el solucionar un problema, el alcanzar una meta u objetivo estratégico. Cualquiera que sea el caso es necesario realizar una planeación estratégica que ayude a conservar el rumbo y establecer los límites para que la innovación sea exitosa.

Comparte
Esteban Cruz